domingo, 27 de julio de 2008

Periodismo

"Estoy en el aula del instituto, y el profesor quiere que digamos adiós a la infancia. Me siento confusa. La felicidad es como el parpadeo de las estrellas que habitan el cielo nocturno de la infancia. Yo sólo quiero más y más estrellas. No quiero ver el alba".

El texto es de una niña (¿chica?) de 15 años llamada Bella, y aparece citado en un reportaje sobre su vida que ha escrito Leslie T. Chang y que publica National Geographic en el número de Agosto, dedicado en su totalidad a China.

He pasado buena parte del domingo leyendo los reportajes de la revista, en el sofá de casa de mi padre, y en el tren de vuelta a mi casa. He disfrutado mucho leyendo unos reportajes alejados de los grandes números, que nos acercan a la realidad del país a través de la experiencia directa de los reporteros que escriben y los fotógrafos que ilustran.

El primer reportaje lo escribe Peter Hessler, y es una mirada a China desde las redacciones que escribían sus alumnos cuando fue profesor de inglés en una pequeña ciudad China, así como desde los correos electrónicos y cartas que posteriormente le han ido escribiendo los más de 100 alumnos con los que sigue en contacto. Me ha parecido una idea excelente para articular un reportaje.

El segundo parte de la narración de un día en la vida de Bella, un formato clásico que recoge las impresiones y biografías de la niña y de sus padres para dibujar un retrato de la competitividad y absurdos ideales a los que se ha abocado este país. A veces parece como si China haya abrazado lo peor del capitalismo, el comunismo y el nacionalismo, y sin embargo, en muchos sentidos es un país fascinante y conmovedor.

El tercer reportaje lo estoy comenzando a leer, y nos acerca a un pueblecito perdido en las montañas que sigue viviendo como hace cien años. De estilo literario, deteniéndose en las palabras, el texto escrito por Amy Tan empieza así:

"Con el sol cerca del horizonte y un aire todavía cálido llegué a la alta puerta ceremonial por la que se accede al pueblo. Desde lo más alto del camino de tierra, se abría ante mis ojos un valle en plena cosecha: un mosaico de campos verdes con pinceladas de oro, interrupido por las negras siluetas ondulantes de los tejados. En las laderas se apilaban los arrozales como tortas esponjosas.
De repente, dos niñas de diez años vinieron corriendo a mi encuentro y me cogieron del brazo, entonando una bienvenida con ritmo entrecortado mientras me conducían por un sendero de piedra entre un laberinto de casa de madera de tres plantas. Ancianas con turbante nos contemplaban desde los porches. Tres hombres de aspecto marchito, con gorras al viejo estilo Mao, levantaron la vista de sus pipas. Un enjambre de niños nos seguía. Las niñas me llevaron hasta unos graneros construídos sobre unos pilotes, bajo los cuales había corrales con cerdos y estanques con patos. Debajo de algunos cobertizos vi lo que me parecieron tres o cuatro armarios decorados, apoyados de costado; en realidad eran naves para el otro mundo, ataúdes hechos a medida con la madera de los árboles plantados en el día del nacimiento de sus futuros propietarios.
Había llegado a Dimen, un pueblo perdido entre las exhuberantes montañas de Guizhou, el hogar de cinco clanes y 528 familias de la minoría dong."

Qué bueno poder leer tan buenos reportajes, poder contemplar las fotos que aumentan sus realidades escritas. Les recomiendo detenerse una tarde de domingo, y disfrutar de un buen rato de periodismo de papel.

3 comentarios:

  1. dríadeb6127:15 p. m.

    Està força bé aquest especial. Avui m'he comprat la revista Historia, també de National geographic que ve amb un llibret dedicat a Japó...té bona pinta...

    Bon estiu!

    (Núria)

    ResponderEliminar
  2. menys mal que firmes perque tens un nick ben estrany! :)

    què significa?

    bon estiu!

    ResponderEliminar
  3. dríadeb6127:53 p. m.

    Algo de la niñez...b 612 és l'asteroide on viu el petit príncep...amb el teu comentari intentes dir-me que NO és la primera cosa que t'ha vingut al cap quan ho has vist...què feies quan eres petit??! uhm!!! ...

    Bon estiu ;p

    ResponderEliminar