lunes, 18 de enero de 2010

Cambio de luz

Apago la luz que cuelga del techo, y oriento hacia arriba la lámpara que me regaló Landiman.

Me siento en el sofá, y la habitación parece otra.

El espacio ha cambiado.

Ahora que busco piso, también es momento de disfrutar esta habitación que me ha alojado durante cinco años.

De iluminarla con otra luz, para apreciar mejor la felicidad que ha albergado.

2 comentarios:

  1. Anónimo11:57 p. m.

    Buenas noches,

    desde al lado de tamarit

    ResponderEliminar
  2. he pensado en ti y en tu teoría de ser espacio o ser tiempo mientras escribía. me alegra que estés al otro lado. un beso!

    ResponderEliminar